Elaboración Artesanal

En Sterling la elaboración del caviar es un arte cargado de tradición. Nuestro proceso productivo se realiza de forma totalmente artesanal, con un toque sutil transmitido de generación en generación que conserva la firmeza, textura e integridad de nuestro caviar.

Las huevas extraídas de las hembras de esturión son cuidadosamente enfriadas, lavadas y tamizadas a mano, lo que nos asegura una calidad excepcional. Posteriormente, se les añade sal muy fina en la justa proporción para conservar y realzar el sabor del caviar, siguiendo el método Malossol. Una vez mezclada la sal con las huevas, el caviar se introduce en latas donde madura durante tres meses a baja temperatura. Por último, se reenvasa bajo pedido en latas al vacío de menor tamaño, para su comercialización por todo el mundo.

En cumplimiento con las normativas de pureza más exigentes, en Sterling no añadimos ningún conservante a nuestro caviar excepto la sal. El uso de estos conservantes, Borax principalmente (E-285), permite alargar la vida útil del producto, pero le confiere un sabor más rancio y afecta negativamente a su textura. Por estas razones, Sterling Caviar rechaza totalmente el uso de estos conservantes, apostando por un producto fresco, artesanal y de calidad impecable.